Productividad
parece que hacen mucho pero no

Parece que hacen mucho pero no!

La frase famosa de ‘El que mucho abarca poco aprieta’ me parece muy ad hoc para este artículo que más bien es una catarsis a la situación por la que he pasado recientemente y que soy directamente afectado. Les cuento en este momento.

Pensar queel hacer mucho durante el día va a lograr algo o dar resultados puede no ser cierto, cuando salimos a la calle con todo el ánimo pero sin tener los objetivos bien claros nos va a llevar a un gran dolor de cabeza al final del día porque habremos estado activos pero sin logros. Es muy común, tanto que ni te imaginas.

Es más, en muchos empleos es el ‘modus operandi’ de aquellos que quieren cobrar nómina sin dar resultados claros, esto afecta al flojo como al jefe directo pues ambos son participantes, no nos hagamos tarugos diría la chimoltrufia en la serie de chespirito.

Lo que sucede es que en muchos lugares de trabajo se piensa en metas concretas pero es poco recurrente dar pequeñas tareas que logran más y promueven la calidad de trabajo. Si en una empresa u organización se dedicara tiempo a crear tareas cortas y productivas habría menos personal perdiendo el tiempo y peor aun logrando ‘nada’ durante días.

Se suele asignar una meta mensual y los empleados prefieren perder el tiempo durante varios días y querer hacer todo de último minuto, no digo que es un absoluto y solo sea mi punto de vista pero es muy cierto.

He estado estudiando ya por varios años el tema de productividad, tanto aplicado personalmente como en un entorno profesional y hay mucho que aplicar en las organizaciones hoy en día, hay muchos cabos sueltos, existe mucha fuga de tiempos muertos.

Y es muy preocupante llegar con un método productivo a una organización y que ésta esté completamente desorganizada, válgame la redudancia. He estado apoyando organizaciones a través de producción de video y marketing digital y veo el personal haciendo muchos pendientes y al final del día logrando nada, dejando círculos abiertos, se les hace fácil postponer y acomodar actividades para más tarde y amontonarlas unas tras otras.

Creo que ustedes coincidirán conmigo de que querer abarcar mucho no se puede, los brazos no alcanzan a abrazar una gran vaca lechera llamada responsabilidades.

Pero cuando activamos el modo de proyectos cortos o subtareas y las vamos realizando una por una crea una mecánica de éxitos continuos, pequeños pero éxitos, se cierran círculos, se llegan acuerdos, se concretan los hechos y así podemos pasar al siguiente ‘pendiente’ del día. Es como un soldado que posiblemente no será muy bueno en disparar al blanco, o lento en actividades militares pero algo que hizo bien fue tender su cama, arreglarla correctamente, al final de dia hizo algo bien; así podemos ser todos tanto en el trabajo como en lo personal, familiar, etc.

LA PRODUCTIVIDAD ES…

La productividad es la intención más las atención. Ambas partes deben estar presentes para llegar a las tareas realizadas con éxito. Si tengo la intención de componer una canción, debo poner atención en técnicas de composición, escuchar ideas para posteriormente crear algo.

Soy un fan, y lo mencionaré mil veces, de las app: todoist y evernote.

Ambas me han llevado a un nivel profesional al que no podría acceder si primero no estuviera organizado en mi personal y profesionalmente. Creo yo un orden a mis tareas, les asigno importancia, no pierdo tiempo en algo que no está previamente intencionado.

No salgo a la calle si no tengo ordenado mi día, no agendado que es muy diferente (pero este es tema para otro artículo). Evernote carga con esa parte de mi memoria y retención y todoist le da forma a mi productividad.

He escuchado mucha frases sobre el tiempo y han impactado mi vida en sobremanera, por ello trato de cuidar lo que hago con ello.

Recibe el newsletter mensual